Aprendiendo a cambiar los pañales a tu bebé


El cambio de pañal puede no ser tan atractivo de realizar al principio además que tendrás que lidiar con hacer las cosas con una mano mientras con la otra estás deteniendo a tu bebé para evitar algún accidente.

Y aún cuando hayas practicado con un muñeco en tu curso psicoprofiláctico e incluso con un bebé real pero ajeno, créeme que hacerlo directamente en tu hijo, cambian las perspectivas.

Pero como en todo, con un poco de práctica, encontrarás que mantener a tu bebé limpio y seco será fácil conforme vayan pasando los días.

  1. a) Preparándote… Antes de comenzar, reúne algunos suministros:
  • Un pañal
  • Sujetadores (si estás usando pañales de tela prefoldeados)
  • Un recipiente con agua tibia y bolas de algodón (para bebés con piel sensible) o un paño limpio o toallitas para pañales
  • Pomada para rozaduras de bebé (para prevenir y tratar las erupciones)
  • Un cambiador o pañal de tela para colocar debajo de tu bebé.
  • Un cambiador a la altura de tu cintura para evitar dolores de espalda

Asegúrate de que todos tus suministros estén a tu alcance. Los bebés nunca deben dejarse desatendidos, ni siquiera por un segundo.

pomada-rozaduras

Fuente: Honestversion

Incluso los recién nacidos pueden sorprender a los padres con su capacidad para rodar.

Ahora veamos 5 consejos que te ayudaran a que esta fase del cambio de pañal sea meno ingrata:

1) Para evitar la rozadura de pañal

Para evitar las rozaduras mantén la parte inferior de su bebé lo más limpia y seca posible.

Asegúrate de cambiar el pañal de su bebé con frecuencia y deje que el área del pañal se seque completamente antes de poner un pañal nuevo.

También puedes aplicar una pomada para rozaduras de bebé para suavizar la piel y crear una barrera entre la piel de tu bebé y el pañal húmedo o sucio.

2) Lávate las manos

Lávate las manos antes y después del cambio de pañal. Puede sonar extraño lavarse las manos antes de cambiar un pañal, pero esta es la mejor forma de evitar la propagación de posibles irritantes de las manos a la delicada piel de tu bebé.

3) Entretener a tu hijo

Los pequeños pueden estar inquietos, por lo que es útil cantarles canciones, hablarles o tener un par de juguetes en la estación de cambio.

4) limpia con cuidado

Cuando cambies a una niña, recuerda siempre limpiarle de adelante hacia atrás para prevenir infecciones.

Cuando cambies a un bebé, coloca un paño de lavado sobre su entrepierna para evitar un chorro de orina si comienza a orinar.

5) Configurar estaciones de cambio

Trata de elegir solo un par de lugares en tu hogar donde siempre cambies el pañal de tu bebé para ayudar a prevenir la propagación de gérmenes.

Nunca cambies un pañal en el mostrador de la cocina debido al riesgo de contaminación de los alimentos.

Fuente: Cómo cambiar el pañal del bebé

En cada estación, ten a la mano pañales, toallitas y pomada para rozaduras de bebé al alcance de la mano.

Nunca dejes a tu  hijo desatendido en medio de un cambio por razones de seguridad ya que los bebés pueden moverse rápidamente, por otro lado corres el riesgo de propagar gérmenes si tienes que ir a buscar un artículo faltante a otra habitación.

Y por supuesto… una vez que hayas cambiado a tu bebé, primero lávate las manos y continua con lo que sigue.

Fuente Informativa: bbmundo 

Fuente Audiovisual: Youtube