¿Qué hay detrás de las enchiladas potosinas?

Son varios los estados y regiones en todo México que tienen su propia versión especial de enchiladas.

Tenemos por ejemplo las enchiladas mineras que vienen principalmente del bajío particularmente de Guanajuato, o las enchiladas michoacanas, propias de Michoacán y por supuesto las enchiladas potosinas oriundas de San Luis Potosí.

Fuente: kiwilimon.com

Y muchas otras variantes más con nombres y sabores diferentes.

Si bien, las enchiladas tienen un par de ingredientes básicos y en común es el maíz, ya sea en tortilla o bien en masa, cada variante adquiere su propia personalidad.

Particularmente, las enchiladas potosinas son muy diferentes de las otras variantes y tienen una historia interesante sobre cómo llegaron a su presentación actual y además identificarlas como propias del estado.

Su historia es como en muchas otras cosas que llegan a suceder… surgen de pura casualidad, por un accidente, un error o hasta por un contratiempo.

Bueno, algo así pasó con estas enchiladas. Como sabemos, las masa para hacer tortillas se realiza moliendo el grano una vez que ha sido cocido.

Resultado de imagen para enchiladas potosinas

Ubiquémonos en 1919 en donde ya existen los molinos y Doña Cristina Jalomo no solo realizaba la tarea de alimentar a su familia llevando el maíz al molino, también se dedicaba a vender tortillas, por lo que el uso del molino era primordial.

Fuente: wikipedia.org

A veces las cosas suceden y un buen día cuando fue a recoger su masa de maíz del molino Doña Cristina, lo encontró con un tinte rojizo.

Y bueno, el molinero se excuso comentando que había utilizado recientemente el molino para moler algunos chiles, de ahí el color rojo de la masa.

Doña Cristina no podía darse el lujo de tirar la masa y molesta por lo sucedido, regresó su casa para hacer las tortillas y salir a ganarse el sustento.

Sí, resulta que esta masa roja, creada por accidente, terminaría convirtiéndose en un descubrimiento extremadamente valioso.

Resulta que ese tono rojizo de los chiles, también le daba un sabor particular a la tortilla.

Así que el molinero, después de recibir los improperio de Doña Cristina días atrás comenzó a entregarle la masa roja a petición de la Doña.

Fuente: masdemx.com

De aquí viene entonces la aportación siguiente cuando Doña Cristina le agrega queso, las dobla y las colocarla en el comal.

Básicamente estaba haciendo una quesadilla, pero con la tortilla aún cruda cuando se coloca en el comal.

Así, poco a poco llegó un cliente que corrió la voz, le siguieron otros tantos hasta que se fuera extendiendo y alcanzara la plaza del pueblo de Soledad de Graciano Sánchez en donde comenzó a difundirse esta forma de hacer estas quesadillas a las que llamó “enchiladas”.

municipiosoledad.gob.mx

Transmitió la receta a sus hijos, quienes continuaron su legado, y en 1965 su hija Josefina Medellín Jalomo le dio a la creación de su madre el nombre de “enchiladas potosinas”.

Resultado de imagen para enchiladas potosinas

Hoy en día, las enchiladas potosinas son un elemento básico de San Luis Potosí que se disfrutan en todo México.

Se comen en casa para el desayuno y se encuentran en los buffets de muchos hoteles.

Como se mantienen bien en el refrigerador, también se pueden comprar en paquetes en supermercados, estaciones de servicio y por vendedores en los mercados.