Seis cosas que tu madre nunca te dijo sobre el cuidado de heridas

Y sí, existen cosas que debemos tener en cuenta ante la curación de heridas y su sanación, por ejemplo:

1) Algunas heridas nunca sanan

El cuidado paliativo de heridas incluye cosas como controlar el ambiente de la herida, lo que en última instancia puede afectar la calidad de vida.

Por ejemplo, los tumores funginosos pueden ser bastante picantes. Tratarlos con agentes especiales pueden controlar el olor, mejorando en última instancia la calidad de vida del paciente.

2) La nutrición juega un papel vital en la curación de heridas profundas

Hay un viejo dicho que dice que eres lo que comes. Bueno, ¿y si lo que no estás comiendo en realidad está afectando más tus capacidades curativas?

Una herramienta para predecir la cicatrización de heridas, es justamente la desnutrición.

Muchos de los pacientes están nutricionalmente comprometidos, carecen de vitamina D, proteínas, zinc, la lista sigue y sigue.

Lección: si tienes un paciente que tiene una herida por la que está haciendo todo, realiza algunas pruebas de laboratorio.

Comiencen junto con tu médico con una complementación de multivitamínicos, vitamina D y proteínas (dependiendo de su función renal).

También es una gran idea remitir a un paciente con una herida crónica a un dietista.

Resultado de imagen para cuidado de heridas

3) Está bien lavar una herida con agua y jabón

Existe una idea errónea de que no se puede lavar una herida o mojarla con agua. Se han realizado estudios que no mostraron diferencias en la tasa de infección de las heridas regadas con agua del grifo o solución salina, por lo que es un método seguro y rentable para limpiar heridas.

Es importante lavar toda el área alrededor de la herida para ayudar a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias y flora normal que se encuentran en la piel.

4) Ningún apósito elegante puede compensar una condición patológica no tratada

Uno pensaría que esto se explica por sí mismo. Sin embargo, una y otra vez este aspecto se pasa por alto. Muchas veces los mismos especialistas, se fijan solo en la herida y no observan al paciente en general.

Los pacientes con una hemoglobina A1C de 12 o un ITB de 0.6 nunca sanarán sus heridas, independientemente de lo elegante, costoso o sorprendente que sea el tratamiento tópico.

5) A veces como médico se tiene que ser un detective

El médico debe tomar un historial completo y físico del paciente: qué se ha estado colocando el paciente, qué le han recetado previamente y por supuesto su cuadro de salud en general.

Como detective, también se debe saber si una herida no se está curando en la trayectoria normal, especialmente si es una herida crónica, para hacer una biopsia y de ahí partir hacia un diagnóstico y posible tratamiento.

6) Aún dentro de la medicina, el ser un especialista en heridas puede resultar confuso

Un especialista en heridas entra cuando se presenta una herida crónica o una complicación quirúrgica y es también cuando observas que existen las clínicas de cuidado de heridas.

En conclusión, el cuidado y curación de heridas puede no ser la especialidad más reconocida o glamourosa, pero hay algunos aspectos geniales al respecto.

Resultado de imagen para biopsia